¿Dónde encuentra inspiración un redactor de contenidos?

Existen algunos momentos en los que nos ponemos delante del ordenador y no sabemos muy bien lo que escribir; pasan los minutos y nos damos cuenta de que todavía tenemos nuestro documento en blanco y no sabemos ni tan siquiera por donde empezar. Un redactor de contenidos sabe que no puede escribir por escribir porque esto no le va a servir de nada: ni le ayudará a subir de posiciones de cara a Google, ni hará que su blog sea interesante de cara al lector.

¿Entonces que deberíamos hacer? ¿Dejamos de escribir hasta que nos venga a la <<inspiración>> o intentamos redactar cualquier cosa para que nuestro blog no esté tanto tiempo sin contenido fresco?

Precisamente en el párrafo anterior hemos destacado una de las claves a tener en cuenta: la inspiración.

El redactor de contenidos, o redactor de artículos, tiene que encontrar las fórmulas para poder activar esta inspiración y cambiar las cosas.

A continuación, he preparado un pequeño listado con algunas de las claves que nos ayudarán a recuperar esa inspiración y empezar a redactar contenido de calidad de una vez por todas.

 

Redactor de contenidos: recupera la inspiración

Recopilación de información de artículos

 

En el momento en el que ya hemos creado bastante contenido sobre un tema en concreto, para el “redactor de contenidos” empieza a ser bastante más sencillo poder desenvolverse en el tema. Para bien, en ningún momento te quiero decir que empieces a repetir una y otra vez todos los demás porque esto no le dará naturalidad al blog y, por supuesto, el lector no se sentirá dispuesto poder seguirte.

Ahora bien, teniendo esa fuente de conocimientos es más probable que podamos localizar otros artículos a lo largo de toda la red y poder darle la vuelta a la información.

Vamos a poner un ejemplo para que te resulte más sencillo Internet: imagina que empiezas a escribir sobre los beneficios de consumir algunos alimentos específicos. Si el redactor de artículos ya ha creado algunos artículos donde hablaba de melocotones, sandías y veras, es posible que, más adelante, podrá crear un artículo recopilatorio en donde se encargue de resumir algunas de las ventajas de todas esas frutas, pero de forma global.

Esto tiene dos ventajas:

-Gracias a esto podremos llegar a crear un contenido fresco que no tenga nada que ver con lo que ya hemos preparado anteriormente. El seguidor se dará cuenta de que su contenido nuevo y no pondrá ninguna objeción.

-Al tener tantos conocimientos sobre este tema, el redactor de contenidos será capaz de poder ampliar toda la información de la forma que desee a sabiendas de que el artículo va tener calidad y va ser muy largo. De hecho, te hacemos las cosas de la forma correcta, podemos tener un auténtico pilar que sea el que sostenga a partir de ahora todo nuestro blog.

Si te has saturado demasiado, quizá recopilar artículos pueda ser la solución

 

A la búsqueda de nuevas ideas

 

Tenemos que repetir que el objetivo de cualquier redactor artículos es no copiar, sin embargo, siempre debe de basarse en cualquier tipo de idea que tenga el competidor con el objetivo de lanzar un nuevo contenido.

Nosotros te recomendamos que utilices algunas herramientas especiales para localizar los artículos “cumbre” de nuestros competidores. Por ejemplo, Ahrefs es una herramienta que nos puede venir perfectamente para ello. Simplemente tendremos que proceder al análisis de las webs de nuestra competencia y nos daremos cuenta de cuáles son los artículos que tienen más visitas.

Ahora tendremos que utilizar nuestra capacidad de modificación con el objetivo de darle un pequeño “giro de tuerca” al contenido que tenemos delante para que parezca auténtico.

Básicamente es lo que se va ser el redactor, pero en este caso tendremos un artículo en especial en mente. Además, es tan bueno que, si sabemos hacer las cosas de una manera adecuada, podemos llegar a consolidarnos por encima de nuestros competidores.

Es complicado crear una nueva idea, a veces el mejor basarse en las que ya han creado nuestros competidores

 

 

Desconecta del ordenador

 

Puede parecer algo contraproducente en un principio, pero te darás cuenta de que puede ser bastante útil. En la figura del redactor de contenidos está siendo tan importante en el mercado que si el redactor es bueno estará ocupado prácticamente la mayor parte del día. Con esto te queremos decir que su nivel de estrés será bastante alto y no sabe cómo dosificar el trabajo.

El problema de esto es que, llegado a un cierto límite de palabra, empezaremos a agobiarnos y nos daremos cuenta de que la calidad de nuestros textos deja bastante que desear. Será en ese momento cuando haya llegado la hora de decir ¡basta! Y desconectar un poco del ordenador.

Ahora bien, aunque es cierto que jugar a la consola o con el teléfono móvil puede ser también relajante, nosotros te recomendamos que hagas algunas actividades al aire libre para poder quitarte todo ese estrés: a veces un simple paseo puede ser una muy buena opción a tener en cuenta.

Si te notas agobiado en ciertos momentos, déjalo todo y lo podrás retomar más adelante.

 

 

Cuidado con copiar y spinear

 

Cuando hablamos de copiar, nos referimos a coger todo el texto, cambiar algunos términos y pensar que tenemos un texto original en nuestras manos. El concepto de spineo es prácticamente el mismo solo que vamos cambiando frase por frase con el objetivo de que Google no nos detecte que el contenido es duplicado.

En cualquier caso, estos dos conceptos los tiene que evitar el redactor de contenidos.

Si realmente somos buenos en este negocio, seremos capaces de recoger la información que tenemos delante, transformarla a nuestro antojo para conseguir un resultado increíblemente interesante y con un porcentaje de originalidad de un 100%. Ahora bien, es complicado utilizar ese porcentaje que siempre se suelen utilizar algunas frases que se repiten de forma habitual; en cualquier caso, nunca debe de bajar de un 90% y, sobre todo, si aparece algún término que es presuntamente copiado, no se debe de relacionar con el contenido original porque, de lo contrario, algo estamos haciendo mal.

Copiar contenido es algo que está completamente penalizado por el buscador Google; la idea es poder captar la mayor cantidad de ideas y trasladarla a nuestro terreno con la idea de crear contenido completamente original.

Recopilar contenido de calidad = bien

Copiar contenido = mal

 

Analiza estas propuestas y empezarás a crear contenido de calidad.

También te interesa leer sobre

La importancia de tener buen contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *